Terremoto de 1962

Hace cincuenta y un años ocurrió el terremoto que provocó graves daños a la antigua Catedral de granito del municipio de Sonsón,  situación que posteriormente llevó a la demolición de una de las piezas arquitectónicas más recordadas por los Sonsoneños. Además se derrumbó parte del teatro, cementerio y palacio municipal. El sismo ocurrido el lunes 30 de julio de 1962, a las 3:20 de la tarde hora local, afectó gravemente también a los departamentos de Caldas, Risaralda, sur de Antioquia y norte del Valle del Cauca. Tuvo una magnitud de 6.9 grados y una profundidad de 69 km, teniendo como epicentro el municipio de Pueblo Rico en el departamento de Risaralda. 

Gruta de Guayabal: Artístico monumento ofrecido a la virgen que según dice la historia giró desde la base para dirigir su mirada a la población, a raíz de los movimientos sísmicos que sacudieron a Sonsón en 1962. En las columnas de las jardineras, a los lados de la escalera de ascenso, están incrustadas las estaciones del Viacrucis.

 

Otros Hechos Históricos:

 El Palacio Municipal del cual se recuerda que en 1958 se incendió y mientras su reconstrucción sirvió como Alcaldía la Casa Gregorio Gutiérrez González, situada en la conocida y denominada Calle caliente y donde hoy funciona la sede de la defensa civil, quien donó el dinero para la reconstrucción fue el abogado Sonsoneño residente en Bogotá Doctor Delio Botero.

El Cementerio por movimientos sísmicos de 1938 debió ser reconstruido, adquiriendo su estilo romántico, de galerías, arcadas y ojivales. La fachada y los muros exteriores fueron diseñados por el Arquitecto Belga Agustín Govaerts. La conmoción telúrica del 4 de febrero de 1938, derribó en gran parte el bovedario y causó daños en él, que fue indispensable reemplazar lo construido de tierra apisonada, por muros de adobe que le dan al cementerio aspecto de fábrica bellísima.

© 2013 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode